Crisis económica y sostenibilidad del SNS: una oportunidad perdida (2)

Por Joan Barrubés (jbarrubes@antares-consulting.com)

La segunda crisis (tras la económico-financiera) que pone en peligro la sostenibilidad del SNS es la crisis del modelo asistencial: la atención al paciente crónico y la integración de cuidados (entre la primaria y la especializada, entre lo social y lo sanitario).

El último gran cambio en el modelo asistencial se produjo con la entrada de los GRD, a mediados de los 80, marcados por la presión por la eficiencia, lo que condujo a una mayor atención ambulatoria, a procesos más cortes, a intervenciones mínimamente invasivas, al hospital de día.

Ahora, el motor del cambio del modelo asistencial es el nuevo perfil epidemiológico del cliente. Se ha hablado mucho del envejecimiento de la población y del cambio del perfil epidemiológico hacia una patrón de enfermedades donde incrementa significativamente la cronicidad y la dependencia. Sin duda, la crisis ha puesto este reto en el centro del debate. Sin embargo, y al igual que en el post anterior, no podemos dejar de tener una cierta sensación de desasosiego y pérdida de oportunidad.

Bien es cierto que todas las CCAA han puesto en marcha planes de atención al enfermo crónico, aunque también podemos hablar de velocidad e intensidad muy variable. Quizá la experiencia más visible está en el País Vasco. O también podríamos destacar la evolución de los sistemas de pago a hospitales en Cataluña: de un modelo basado en GRD (que no reconoce al crónico) a un proceso integrado. No obstante, faltan datos y visión general para poder afirmar efectivamente que estamos dando un giro al modelo asistencial. Y los pocos datos disponibles que tenemos no parecen ser muy positivos. Me explico: una de las premisas de los modelos de atención a los pacientes crónicos es la redistribución de recursos, desde el hospital hacia la comunidad. Por lo tanto, deberíamos empezar a observar un ligero decremento de los recursos destinados a hospitales para incrementar la atención primaria y la atención sociosanitaria (y también la larga estancia y atención a la dependencia).

Pues bien, los datos publicados por el Ministerio de Sanidad para los primeros años de la crisis (2009-2011) y analizados por Antares Consulting en “Infografía: Sostenibilidad o recortes”[1] demuestran que el presupuesto de los hospitales seguía incrementando en ese periodo, mientras disminuía en la atención primaria. Estamos a la espera de los datos de 2012 (y 2013 para confirmar este raro viraje del modelo asistencial).

Por otro lado, se ha hablado mucho de cronicidad, y muy poco de dependencia, olvidando que las situaciones de dependencia sin cronicidad son raras excepciones. ¿podemos realmente plantearnos el cambio del modelo asistencial sin considerar la dependencia? La respuesta parece clara, pero no se ha avanzado ni un milímetro en integrar los dos sistemas, el sanitario y el de atención a la dependencia. Y en este último, el presupuesto público ha empezado a disminuir desde 2013.

Así pues, malos tiempos para el ansiado cambio de modelo asistencial. En el próximo post, nos preguntaremos si hemos avanzado en la mejora del sistema de gobernanza del SNS.

LECTURA RECOMENDADA


[1] Antares Consulting. Sostenibilidad y recortes [infografía]. Barcelona: Antares Consulting; 2013. Disponible en: http://goo.gl/DweOaB

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Crisis económica y sostenibilidad del SNS: una oportunidad perdida (2)

  1. Vicente Martorell Adsuara dijo:

    Los Hospitales quieren deslumbrar con nuevas técnicas, nuevos descubrimientos, la cronicidad es cosas de viejos, patologías que ya no brillan en los papers internacionales, quedá muy cool hablar de Atención Primaria como eje del sistema cuando la realidad es que no se le destinan los recursos para el peso que tiene. No hablo de sueldos, hablo de soporte, RRHH, los brillantes recien licenciados de la Universidades (el más tonto hace relojes) huyen de la Medicina Familiar porque son reaiistas y no quieren quemar su futuro. Hay pocos vocacionales (unos santos) y otros que encuentran o pierden la vocación conforme se adentran en la realidad de la calle que toca la Primaria, donde los problemas psicosociales y administativos ocupan gran perte de su tiempo, donde la puerta siempre está abierta 7/24/365 y gracias a eso se contiene en parte el desasosiego social a base de tranquilizantes y mucho aguante y profesionalidad.
    Los servicios sociales son el otro pilar que sustenta esta cronicidad, a penas sin recursos, donde todo el mundo acude como a aquel programa de televisión, “El Conseguidor”, donde uno pedía un sueño y con suerte se lo hacían realidad.
    La Primaria está cansanda, cronificada, igual que sus pacientes más veteranos y no bástan brillantes presentación de Powerpoint o Prezi hablando del “modelo” sino lo que hace falta es pasta, de comer y económica, que otros se gastan analizando el sexo de los ángeles.
    En fin, los vocacionales seguirán ahí, en plan mcgiver y si algún día “El Conseguidor” les sorprende, pues mejor que mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s