Crisis? What Crisis?

Por Eduard Portella (eportella@antares-consulting.com)

“Crisis? What crisis?” Con este título el grupo británico Supertramp iniciaba decididamente su carrera de éxitos en 1975. Esta misma pregunta debemos hacernos nosotros en este momento en relación a nuestro sistema sanitario.

Todos coincidimos en que nos enfrentamos a una de las mayores crisis de financiación en los servicios de salud. Pero, en realidad, nos estamos enfrentando al mismo tiempo a tres crisis diferentes y sinérgicas entre sí:

      • Una crisis subyacente, cronificada, motivada por la evolución de los costes sanitarios por encima del crecimiento de la economía, medida con el Producto Interior Bruto. Es decir, una crisis de sostenibilidad a largo plazo del sistema sanitario.
      • Una larga crisis del modelo asistencial que está condicionada por el cambio de paradigma en el modelo epidemiológico, el cambio sociológico en los usuarios del sistema y la irrupción de las tecnologías de la comunicación. Podemos ejemplificar esta crisis en la necesidad de adaptación de un modelo pensado para la atención de agudos al predominio de la cronicidad; pero también en los cambios de actitud de un usuario más informado, participativo y exigente. O la dificultad y lentitud en la adaptación a las nuevas tecnologías si nos comparamos con otros sectores.
      • Sobre estas, se añade una crisis aguda de financiación a corto plazo, consecuencia de la crisis económica. Esta fuerza a las autoridades sanitarias a tomar medidas de control de los costes de las que esperan resultados de disminución de la factura sanitaria a muy corto plazo.

Aunque las tres crisis actúan sinérgicamente, es importante distinguirlas porque las medidas para afrontar la crisis a corto plazo pueden ayudar en la necesidad de la sostenibilidad y cambio de modelo asistencial o, al contrario, pueden ir incluso en la dirección totalmente opuesta. La actual crisis económica puede ser la mejor oportunidad para abordar cambios en profundidad del modelo sanitario y su sostenibilidad, cambios que siempre son difíciles. Pero también podemos equilibrar los presupuestos sin haber conseguido un sustancial avance en la renovación del modelo sanitario y sus costes. En ello está la diferencia, entre hacer política sanitaria con mayúsculas o simplemente capear el temporal.

Los primeros datos obtenidos en la evaluación de resultados de 2011 (ver infografía de Antares Consulting) no son muy alentadores.

LECTURA RECOMENDADA:

Infografía de Antares Consulting: Sostenibilidad o recortes

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s