Presión por la eficiencia e integración de las organizaciones sanitarias ¿Sólo recortes en tiempos de crisis?

Por Esteban Carrillo (ecarrillo@antares-consulting.com)

Diario Médico se hacía eco recientemente de un informe de un Comité del Parlamento Británico que refleja que el margen de eficiencia que deberá ganar su sistema sanitario hasta 2015 (un 4% anual según el “informe Nicholson”) no se conseguirá sólo con ajustes de precios a los proveedores y de salarios. Y reclama “reformas estructurales con efectos a largo plazo”. Insiste específicamente por ejemplo en “ver los servicios sociales y sanitarios como un único servicio, no dos”.

Nos viene al pelo este informe para plantear, más en general, el tema de la integración de las organizaciones sanitarias. Parece de lógica buscar una organización que responda globalmente de los resultados en salud y los costes del conjunto de los ciudadanos a su cargo y persiga la integración del proceso asistencial basada en la evidencia.

Si los resultados de las Organizaciones Sanitarias Integradas en términos de menores costes se han valorado como difíciles de demostrar, los beneficios desde el punto de vista del proceso del paciente y de la transparencia de los resultados parecen evidentes. En tiempos de búsqueda de la sostenibilidad parece un camino más que razonable. Y sin embargo, nos mantenemos aún en la fase de experiencias localizadas.

Integración sociosanitaria, Organizaciones Sanitarias Integradas, Accountable Care Organizations, etc. Son palabras que forma parte del discurso, desde hace ya tiempo, de las reformas en países como Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y un largo etcétera. Y en España, ¿Dónde está el debate sobre la necesaria transformación de las organizaciones sanitarias? ¿Habla del tema alguien más que los habituales ilustrados de la gestión sanitaria?

Si los recortes son la única respuesta generalizada a la crisis de financiación, mucho nos tememos que el efecto será el mismo que critica el Comité del Parlamento Británico: las medidas a corto plazo sólo producen efectos a corto plazo.

Pero ¿hay alguien ahí pensando en la política sanitaria para pasado mañana?

LECTURA RECOMENDADA:

Health Committee – Eleventh Report. Public expenditure on health and care services

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s